martes, 27 de enero de 2015

Estación 39: Pin Pun

Ubicación
9
Ambiente
8
Atención
9
Calidad
8.5
Precio
8.5
LO MEJOR
La tradición que se mantiene hace 88 años.
LO PEOR
Los sabores no-clásicos no son la especialidad.
Y ahora que vieron el resumen...
No se pierdan esta crónica, desde Almagro, una pizzería  tan legendaria como el mismo barrio...

Martes 20-Enero, 2015, 9:30 PM - Almagro - Ciudad de Buenos Aires.

(1) En la primera estación de 2015, la Caravana volvió a la Avenida Corrientes para visitar una de las más antiquísimas pizzerías de la ciudad ubicada en pleno corazón del barrio de Almagro.
Sobre una de las avenidas más transitadas de la ciudad, entre Medrano y Salguero, se encuentra la clásica pizzería Pin-Pun, un salón familiar inaugurado allá por el año 1927. >>>

(3) Comenzando con un pequeño salón de pizza al corte, donde varias barras alojan a los transeuntes que liquidan una porción de muzza o un par de empanadas en minutos y continúan sus habituales tareas cotidianas, sigue al fondo en tradicional estilo longitudinal, donde las mesas esperan a los comensales que tienen un poco más de tiempo para distrufar de una increíble pizza al molde.
Como no podíamos perdernos uno de los clásicos de Pin-Pun, arrancamos con las empanadas fritas y una buena jarra de moscato, combinacion ideal para una noche de verano.
Lo prometido no defraudó en lo absoluto y, sin dudarlo, unas de las empanadas fritas más contundentes de tantas estaciones recorridas. >>>


(5) El combo fue contundente y no había mucho lugar mas para postres; apenas un par de cafés para seguir la tertulia de una divertida noche y ya pasadas las 23.30 hs estábamos para volver a nuestros hogares, ambientados con un importante aroma a frito que perduró durante varias horas.
Para la cuenta, muy buenos precios y una excelente atención de todo su personal. >>>




(2) Según cuenta su historia, sus primeros fundadores, antiguos inmigrantes genoveses, fueron los mismos dueños que cinco años después, en 1932, fundaron la ya tradicional pizzería Guerrín, otro ícono de Corrientes, en pleno centro teatral de la ciudad y una de las primeras estaciones de la Caravana.
Arrancando con nuestra visita, en un agitado mes de Enero, nos encontramos un cálido martes a las 21.30 hs. para degustar la muy recomendada pizza de la casa y uno de los platos fuertes del lugar: sus clásicas empanadas fritas.
<<<

(Hagan click en la foto para ver y oler de cerca)

(4) Para continuar con la previa, seguimos con un clásico de la Caravana, que es la mítica fugazzetta rellena, a la que acostumbramos testear en cada una de nuestras estaciones. Otro plato que brilló en escena, tanto en sabor, calidad y hasta inclusive precio.
La noche se agita entre charlas futboleras y una intensa actualidad cotidiana y así llega una grande mitad jamón y morrones / mitad provolone con jamón. Buen piso, abundante muzzarella y muy buena cantidad de morrones. ¿La mitad de provolone? Desfavorecida por la comparación, aprobó con un 4 raspando.
<<<


(6) En la estación 39, Pin-Pun nos demostró que su tradición pizzera con casi 90 años de historia continúa vigente como desde el primer día.

¡Abran el juego y hagan comentarios!

¡Hasta la próxima Estación, amigos! La Número 40!!

¿Y a dónde van a ir esta vez, viejo???


domingo, 21 de diciembre de 2014

Estación 38: La Más Querida

Ubicación
7
Ambiente
7
Atención
8
Calidad
7.5
Precio
5
LO MEJOR
La variedad de gustos.
LO PEOR
No vemos motivos para que el uso de la parrilla haga que los precios sean tan elevados.

Y ahora que vieron el resumen...
No se pierdan esta crónica, desde el Bajo Belgrano, una pizzería que pone toda la masa en el asador...

Martes 16-Diciembre, 2014, 9:30 PM - Bajo Belgrano - Ciudad de Buenos Aires.

(1) Se termina el 2014, gran año pizzero, y con la calidez de una hermosa noche de Diciembre salimos
en busca de la estación nro. 38 en Barrancas de Belgrano a pocos metros de la via del ferrocarril Mitre.

Sobre la calle Echeverría, esquina Montañeses, se encuentra La Más Querida. Pizzería con aires turísticos
que se caracteriza por su cocción a la parrilla, algo poco habitual en el mercado pizzero que solemos visitar.
>>>

(3) En un pequeño local bastante escondido, La Más Querida se caracteriza por un ambiente cálido y colorido.
Pocas mesas, gran mostrador y parrilla con preparación a la vista, invitan a una cena con amigos para festejar los ultimos días del año.
Ya sentados a la mesa en una noche particularmente bulliciosa, vilumbramos una carta con ingredientes regionales norteños que nos dan cuenta de su proximidad con un clásico restaurant peruano.
No hay faina ni empanadas, ¡algo asi como ir a una parrilada y que no haya chorizo y morcilla! Pero entendemos que es una cuestión de principios de la gente de este local, lo cual respetamos pero no compartimos. >>>


(5) Para la segunda etapa vamos con otra grande, esta vez con clásica muzzarella y panceta, parmesano y rúcula.
Con un toque más de elite llega una nueva tabla, que en contados minutos vuelve a quedar vacía.
La muzza fue uno de los puntos fuertes, por lo menos para nuestro crítico más destacado y la más completa no desentonó, por la abundancia de sus ingredientes, aunque todavía estamos buscando la panceta.
Cuando llega la cuenta se nos borran las sonrisas pero en la última estación del año solo nos queda reír y sacar la billetera.






(2) La pizza a la parrilla no posee una gran tradición en nuestra tierra, pero fue impuesta a mediados de los años 90, donde algunos locales de gran exclusividad daban a conocer esta nueva modalidad de cocinar, un clasico de la comida porteña aunque no para la pizza.
Para tener un poco más de idea de la forma de cocción, debemos saber que la pizza a parrilla se realiza con una precocción de la masa sobre una plancha lisa, generando gajos de aprox medio metro para una pizza grande, la cual espera como una pre-pizza, para ser luego adicionada con el resto de los ingredientes.
Esto hace que los tiempos de entrega sean bastante rápidos, ideales para cuando el apetito agobia.
<<<

(Hagan click en la foto para ver y oler de cerca)

(4) Para el inicio vamos con una grande que contiene 12 porciones repartidas en 3 gustos.
Enchilada (carne y picante) y porotos; girgolas y pimientos, y una promocionada fugazzetta con cebolla caramelizada a la que le faltó "caramelizado".
Los precios no son de los mejores y si a esto le sumamos que las gaseosas vienen solo en lata, ya podemos empezar a predecir que al final de la noche nos iremos con los bolsillos heridos.
La pizza en la mesa llega con mucha actitud de la mano de Paulina, la mesera de turno y la imagen es imponente. Mucho color, mucho aroma y muchas ganas de empezar a degustar.
Como toda pizza a la parrilla su espesor es prácticamente infimo y aunque arriba tenga un alto contenido, las porciones se evaporan como agua cuando apenas estamos arrancando.
Buenos ingredientes, pero la fugazzetta no estuvo ni cerca de las mejores que hemos probado. Sorprendió bien la enchilada.


(6) A pesar de no estar ubicada en el exclusivo centro de Belgrano, y estar cerca pero escondida del barrio Chino, los valores por persona son verdaderamente altos en estos tiempos y mas aún para críticos experimentados como nosotros.

Nos despedimos hasta la próxima estación en un nuevo y pizzero año 2015 que hemos disfrutado y compartido con todos ustedes, amantes de la redonda de muzza.

¡Abran el juego y hagan comentarios!

¡Hasta la próxima Estación, amigos! La Número 39!!

¿Y a dónde van a ir esta vez, viejo???

viernes, 5 de diciembre de 2014

Estación 37 - Antigua Pizzería Pueyrredón

Ubicación
7
Ambiente
8
Atención
10
Calidad
9
Precio
9
LO MEJOR
La mas clásica y barrial de las pizzerías.
LO PEOR
Faltarían mas alternativas de pizza al corte.

Y ahora que vieron el resumen...
No se pierdan esta crónica, desde Pueyrredón, una Antigua que no pierde las mañas.

Miércoles 26-Noviembre, 2014, 9:30 PM - Villa Pueyrredón - Ciudad de Buenos Aires.

(1) En una nueva estación de la Caravana, la número 37, esta vez deportiva y muy distinta a las habituales; el atardecer de un día agitado nos encuentra en Saavedra, donde 4 de los habituales integrantes se desafiaron a un nuevo partido de Paddle, ideal para mantenerse en forma previo a una buena media masa.

Este deporte muy ¨Retro¨ y de extremo furor allá por los años 80' y 90', fue siempre una nueva excusa para juntarse con amigos, distenderse de las tensiones semanales y pasar un muy buen momento; Y si a todo esto le sumamos algunas porciones de muzza, la noche se convierte en fantástica.
Ya pasadas las 21.30 hs. y luego de muchas boleas, algunos puntos peleados y especialmente muchas risas, partimos rumbo a Villa Pueyrredón, donde nos esperaba una de las pizzerías mas antiguas de la Caravana.>>>




(3) Ya sentados en la mesa y viendo en un gran LCD la final de la Copa Argentina, con un apetito
importante, llega una altísima media masa, mitad jamón y morrones - mitad muzzarella y cebolla.
Amplia masa, buen piso, buena muzzarella y sabor bien casero, hacen darnos cuenta que estamos frente a una verdadera pizzería digna de ser visitada.
No se necesito mucho mas para colmar nuestro voraz apetito, con apenas 2 porciones cada uno, estabamos mas que satisfechos.
Gaseosa y Cerveza de litro, reducen los costos que hoy en día influyen ampliamente en cada bolsillo.>>>





















(2) En pocos minutos cruzamos Villa Urquiza y en pleno corazón de un barrio, con un alto crecimiento inmobiliario,
en la esquina de Av. Mosconi y Artigas, se encuentra la Antigua Pizzería Pueyrredón.
Local gastronómico de larga trayectoria, sus orígenes se remontan al año 1943, donde por aquellos años este barrio contaba una cantidad ínfima de comercios y apenas algunas casas muy dispersas entre arboledas y calles adoquinadas.
Hoy Villa Pueyrredón es sede un alto crecimiento demográfico y sus antiguas casonas son renovadas día a día, por nuevos edificios que cambiaron rápidamente el paisaje de aquel barrio de casas chatas.
En un local de frente angosto y sobre un terreno al estilo  ¨chorizo ¨, donde aun parte de su estructura es una casona, se despacha una de las mejores pizzas del barrio, de la mano de Luis, pizzero, encargado, dueño y hermano del primer fundador de esta tan antigua pizzería.
<<<



(Hagan click en la foto para ver y oler de cerca)

(4) Salón cómodo, clima barrial y una amena charla, entre bromas y anécdotas personales, hacen
otra noche ideal, a las que ya estamos acostumbrados en nuestros encuentros.

De sobre mesa; en una noche con una temperatura ideal y con muy buena onda, Luis nos cuenta su historia en una vereda tranquila y que a pesar del cansancio y el horario, podríamos continuar de tertulia muchas horas mas.
En pocos minutos estamos nuevamente en Belgrano y Colegiales habiendo disfrutado de una divertida y poco habitual estación, de esta imparable Caravana por absolutamente todos los barrios porteños.




¡Abran el juego y hagan comentarios!

¡Hasta la próxima Estación, amigos! La Número 38!!

¿Y a dónde van a ir esta vez, viejo???