sábado, 30 de agosto de 2014

Estación 32: Pizzería Victor

Ubicación
8
Ambiente
9
Atención
9
Calidad
10
Precio
8
LO MEJOR
La pizzería ideal para juntarse con amigos.
LO PEOR
No vayas muy tarde porque hay pocas localidades. 

Y ahora que vieron el resumen...
No se pierdan esta crónica, desde Vicente López, en la
pizzería más tradicional de zona Norte.

Miércoles 27-Agosto, 2014, 9:30 PM - Olivos - Vte. López.

(1) A finales de un helado agosto, continuamos explorando la ciudad en busca de nueva pizza que asombre nuestros paladares, a  casi 2 años de nuestro comienzo, en la estación número 32, de esta inagotable Caravana Pizzera.

Esta vez el destino fue nuevamente el conurbano, más próximo a la Gral. Paz y a apenas 18 cuadras de puente Saavedra. Zona Norte, barrio de Olivos, partido de Vicente López.
En una apenas visible esquina de Av. Maipú e Yrigoyen, se encuentra Pizzería Víctor, un pequeño reducto pizzero, muy similar a cualquier pizzeria de plena Capital, que desde el año 1956  brinda la mejor y más clásica pizza de la zona.>>>



(3) Pocas mesas, mucha gente, buena atención y una intensa carta pizzera, hacen de Víctor la pizzería barrial perfecta para un encuentro con amigos.
Hacían falta calorías y estábamos ansiosos de probar lo que parecía una de las mejores estaciones recorridas hasta el momento.
Arrancamos con un clásico muy recomendado de la casa, una grande de Fugazzetta Rellena  y otra grande mitad Napolitana Con Ajo (no apta para quienes duermen acompañados) y mitad Muzzarella clásica, bien gratinada.
Con la excelente atención de Andrea, la moza que nos regaló muy buen humor, la pizza llegó a la mesa en pocos minutos y comenzamos a sorprendernos por tan buen sabor y calidad.
Birra y gaseosas hacían la cena perfecta, entre risas, discusiones y anécdotas infaltables en una buena noche pizzera.
La media masa, con abundante muzza y buen piso, no tiene absolutamente nada que envidiarle a cualquiera de la Av. Corrientes.>>>


















(2) Una fría noche nos convocó en aquella esquina, un miércoles, pasadas las 21.30 hs. y pensando en entrar rápidamente para arrancar con nuestra habitual degustación pizzera, pero la sorpresa fue que el salón estaba abarrotado y había hasta público esperando en la vereda.
Eso era una muy buena señal, aunque la noche no estaba para esperar afuera.
Por las antiquísimas ventanas y su clásica puerta vayven, podíamos dislumbrar que se trataba de una verdadera pizzería digna de ser visitaba por la Caravana, pero el frío talaba los huesos y  hasta surgió la idea de desistir en el intento, pero las bandejas rebalsando de muzzarella nos dieron fuerza para soportar la espera y lograr conseguir una valiosísima mesa.
Ya en su interior, el ambiente calefaccionado y la onda del lugar,  verdaderamente invitan a quedarse de tertulia una larga noche.
<<<


(Hagan click en la foto para ver y oler de cerca)

(4) Para los visitantes al paso también se despachan porciones al corte y empanadas al horno, donde salen a todo galope faina y muzza para comer de dorapa.
La noche se pasa rápido pero sigue entrando gente.

El pequeño pero aglutinado salón, cambia como un domino sus mesas para darle entrada a nuevos comensales que ya pasadas las 23:30 siguen esperando para degustar las tan mentadas pizzas del barrio.
Para los postres, lo simple y bueno es dos veces bueno, dice el refrán...
Entonces con solo 3 variantes de postres, Victor demuestra que lo clásico nunca pasa de moda. 
Vigilante (queso y batata) y Flan Casero fueron los elegidos y, como todo el resto, no defraudaron en lo absoluto.
Prácticamente a media noche, tuvimos que emprender la vuelta,  totalmente satisfechos y reconfortados de haber pasado una muy divertida velada y haber encontrando a muy pocas cuadras de la capital una inolvidable y notable pizzería.



¡Abran el juego y hagan comentarios!

¡Hasta la próxima Estación, amigos! La Número 33!!

¿Y a dónde van a ir esta vez, viejo???


 

domingo, 17 de agosto de 2014

Estación 31: Gambino

Ubicación
8
Ambiente
10
Atención
10
Calidad
8
Precio
8
LO MEJOR
La buena onda del lugar.
LO PEOR
No vayas un día de partido Argentina-Brasil!

Y ahora que vieron el resumen...
No se pierdan esta crónica, desde El Abasto, donde Carlos Gardel hace las compras a ritmo carioca.

Martes 5-Agosto, 2014, 9:30 PM - Barrio del Abasto

(1) En un invierno que se despide de a poco y unas vacaciones de mitad de año que ya partieron, la Caravana de la Pizza sale al encuentro de una nueva estación, en uno de los barrios más tradicionales de la ciudad.

La historia comienza por aquellas calles entre el barrio de Balvanera y Plaza Once donde a finales del siglo XIX el mercado del Abasto comienza a ser la escena de una creciente corriente tanguera; donde el Morocho del Abasto, Carlos Gardel, para los mas fanaticos `Carlitos`, el que cada día canta mejor... era prócer indiscutido en sus calles adoquinadas y de veredas angostas..>>>


(3) Es entonces en la calle Carlos Gardel, donde hoy yace la inmensa estatua del mitológico cantante. La Pizzería GAMBINO despacha las mejores pizzas de la zona, con un detalle único y exclusivo: Su público... No es un publico cualquiera; es un público con fuerte identidad brasilera, donde nuestros hermanos verde-amarelos comparten una Feijoada, acompañada por una caipiriña helada.
En aquella calle cortada Gambino cuenta con pizzas media masa de todo tipo, saladas ó dulces, Mila-pizzas y exclusivas cervezas cariocas que son el deleite de cualquier turista que visite sus mesas. En nuestra visita degustamos una enorme pizza; mitad Calabresa (con frankfurters y mucha cebolla) y mitad Frango Strogonoff (Pollo con clásica receta brasilera).















(2) El tiempo pasó y el barrio se convirtió en tierra de arrabal y bandoneón. En sus pequeños cafetines, pasaba la más variada gama de artistas, lo que logró que el barrio se convirtiera en sede de un gran turismo local y extranjero.
El Mercado del Abasto, declarado Patrimonio Cultural de la ciudad, cerró sus puertas a mediados de los años ochenta y una década después fue construido el enorme Shopping, que hoy cuenta con innumerables visitantes, entre marquesinas luminosas y extravagantes locales de ropa.
Pero la escencia del barrio aún sigue intacta..
<<<

(Hagan click en la foto para ver y oler de cerca)

(4) El ambiente es súmamente agradable con la mejor onda de sus mozos y encargados, lo que hace que cada velada sea inolvidable.
Buen piso en la masa, buena calidad de sus ingredientes y muy buenos precios.

El local se caracteriza por su escencia brasilera y muy turistica, con la posibilidad de comer tambien en su vereda, ante cualquier inclemencia climática.

Para los postres, los clásicos flanes caseros que no defraudaron, bañados sutilmente con chocolate, nos demostraron en la Estación Nro 31, una vez más, que en cada rincón de nuestra ciudad podemos disfrutar de una excelente pizza. Solo hay que saber buscarla.... 


¡Abran el juego y hagan comentarios!

¡Hasta la próxima Estación, amigos! La Número 32!!

¿Y a dónde van a ir esta vez, viejo???


 

viernes, 18 de julio de 2014

Estación 30: El Ombú

Ubicación
8
Ambiente
7.5
Atención
9
Calidad
9.5
Precio
8
LO MEJOR
LA FUGAZZETTA RELLENA EN FORMA DE TARTA GARPA MUCHO...
LO PEOR
EL FORMATO "CONFITERÍA" TIPO PLAZA DEL CARMEN NO ES LO QUE MÁS NOS COPA, PERO NO ES GRAVE, CHE...

Y ahora que vieron el resumen...
No se pierdan esta crónica, desde Villa del Parque, donde crece un Ombú de ancha calidad:

Martes 15-julio, 2014, 9:30 PM - Villa del Parque.

(1) A un paso de la gloria, a 10 centímetros del palo derecho y con un penal no cobrado que se nos atraviesa en la garganta como carozo de aceituna, pero inmesamente orgullosos de la celeste y blanca que brilló alto en tierras cariocas, salimos a festejar por 24 años de espera en la estacion nro 30 de esta incansable Caravana, por los 100 barrios porteños.
Esta vez el destino fue Villa del Parque en su límite con Villa Santa Rita, en la transitada esquina de Av. Nazca y Alvarez Jonte, donde la pizzeria El Ombú recibe a sus comensales en un amplio espacio, bien moderno y con absoluto orden y pulcritud.>>>



(3) Arrancamos con una previa de pan pizza con mucho ajo, detalle no menor y poco frecuente en otras pizzerías, como para ir matando el hambre, hasta que llegue lo bueno.
Seguimos con fugazzetta rellena, bien completa, adicionando a la clásica un provolone gratinado y aceitunas negras, que nos impactó por su novedoso repulgue similar al de una tarta que generaba una altura bien importante para contener tanto saboreable relleno.
Jarra de birra, gaseosas y se vino el plato aún mas fuerte, mitad jamón serrano, rúcula y provolone / mitad calabresa con mucha longaniza y morrones. Un verdadero misil aire-tierra. ¡Hipertensos abstenerse! Verdaderamente un lujo para comer con algunos bidones de agua al lado. >>>







(2) Los 5 fuimos llegando separados luego de las arduas actividades de la jornada: Box, Gym, familia, laburo o estudio, nada impide que nos juntemos a degustar una grande de muzza en donde el encuentro sea pactado.
Ya en la mesa nos asombramos con buenos precios en la carta y una variedad de opciones interesantes, en este rincón que -como recordarán los vecinos de la zona- hace no mucho tiempo solía ser el restaurante/pizzería "Grand Park".
<<<
(Hagan click en la foto para ver y oler de cerca)

(4) Pizza a la piedra, buen piso,excelente muzzarella y abundantes ingredientes. Se nos hizo imposible comer más de 3 porciones.
Entre charlas, viejas anécdotas y nuevas para el recuerdo, fue transcurriendo la noche y pasamos al postre con mousse de chocolate y algunos cafés, como para terminar de explotar y volver bien completos, en este largo invierno que aún nos recibe con sus frías noches.

Un lindo brindis anticipado por el Día del Amigo, y un saludo a todos nuestros seguidores, ¡demostrando una vez más que la pizza y la amistad no se manchan!

¡Muy Feliz Día del Amigo para todos y hasta la próxima estación pizzera! 



¡Abran el juego y hagan comentarios!

¡Hasta la próxima Estación, amigos! La Número 31!!

¿Y a dónde van a ir esta vez, viejo???